martes, 27 de septiembre de 2016

{RESEÑA} #53: El amor es un cupcake relleno de pimienta --- Micaela Di Pietro



Holaaaaa gentecilla de la red. Esperamos que hayáis empezado con ganas la semana, nosotras estamos de nuevo por aquí y os traemos una nueva reseña, esta es de esas historias que sin quererlo se te quedan dentro, que sabes que no olvidarás, que además al cerrar la última página tienes que quedarte unos minutos pensando en todo lo que te ha contado y lo que has aprendido.
¿Queréis saber de cual os hablamos? ¿Sí? Pues seguid leyendo.


      TÍTULO: El amor es un cupcake relleno de pimienta
      AUTORA: Micaela Di Pietro
      EDITORIAL: Planeta
      SELLO: Esencia
      PÁGINAS: 348
      PRECIO: 15,90


Una comedia erótico-romántica que nos traslada hasta África, en busca de las raíces de la protagonista.
Helena lo tiene todo: una familia fantástica, muy buenos amigos, el futuro laboral asegurado…, pero siente que se está asfixiando. Tras sufrir un accidente de moto, se da cuenta de que la vida puede ser más corta de lo que se imaginaba.

A partir de ese momento, Helena decide aprovechar al máximo cada instante. Cuando su padre le echa en cara que esté lanzando por la borda su carrera como arquitecta, toma una decisión que cae como una bomba: no volverá al despacho familiar. Helena no entiende su actitud, sin embargo, gracias a su madre, descubrirá que las cosas no son como parecen.

Más decidida que nunca, se marcha a África para vivir magnífi cas experiencias y conocer a personas que la transformarán en una nueva Helena que se siente cómoda en su piel y que ha descubierto que la vida es mucho más sabrosa con un toque de pimienta.
Estoy escuchando de fondo la nueva canción de India Martínez, “Todo no fue casualidad” que me encanta a ver si consigo transmitir lo que he ido sintiendo con esta novela sin decir mucho. Micaela o Connie como muchos las conoceréis nos trae una novela mágica, repleta de amor en todas sus formas, de locuras, de aventuras y de cómo aprender a vivir la vida siendo uno mismo.

Helena creía tener una vida “bien” con sus más y sus menos, pero nunca ha sido de cuestionarse las cosas, aunque puede que últimamente lo haga bastante seguido. ¿Desea acabar la carrera de arquitectura y ponerse a trabajar en el negocio familia? ¿O eso es lo que desean los demás? Helena es una persona que siempre ha hecho lo que creía correcto, sin locuras ni sorpresas, vive la vida día a día, tal como viene. Pero todo eso cambiará a raíz de un accidente de moto. Al despertar entiende que podría haber muerto, y que esa “vida” que creía estar viviendo era solo monotonía, lo seguro. Lo que en verdad desea es descubrirse a si misma porque parece que en algún momento del camino se perdió. Ya no sabe quien es realmente o que quiere hacer. La vida sin pequeñas dosis de locura, de aventura, no es vida, así que después del accidente nacerá una nueva Helena, una mujer decidida a reencontrase, a vivir, y a aprender. Y todo eso empezará con un viaje a Etiopía, en busca de sus raíces. Pero no todo es tan sencillo, será duro, al principio a sus dudas se le sumará el rechazo inicial de sus familiares que no entienden esta decisión. Pero otro factor será el encargado de terminar de dar del revés la vida de Helena. La aparición de Leo y con él llegará una tempestad que hará que las emociones y sentimientos de Helena están en una continua montaña rusa.

Leo es un joven médico, inteligente, guapo y trabajador. Que también creía tener su vida ordenada, hasta que se cruza con Helena. Una mujer que lo cambiará todo, que le hará volver a creer en el amor y que le irá descubriendo como de ciegos estamos a veces y la suerte que tenemos de vivir, y que debemos aprovechar al máximo el tiempo que tenemos, sin miedos, apreciando lo que nos rodea y a nosotros mismos.

Su historia no será fácil, y es que a veces el destino juega sus cartas de tal forma que cuando lo creías todo perdido, un soplo de aire fresco te trae las respuestas que buscabas y te da el valor para hacer cosas que antes no creías capaz de hacer. Aunque la vida les junte y les separe estará en su mano decidir si al acabar el viaje sus caminos volverán a cruzarse está vez para siempre. ¿Lo lograrán?

Aunque la historia de ambos me gustó mucho, y me desesperó a veces, haciendo sufrir con ellos, con lo que más he disfrutado ha sido con Helena. Con su viaje, con lo que entre Valencia y Etiopía ha ido aprendiendo, sobre si misma, sobre la vida, la familia, las raíces, el amor y el destino. No solo podemos sentirnos que paseamos por las mismas calles que ella o que estamos viviendo lo mismo, porque Micaela (Connie) tiene esa forma especial, al describir cada momento de hacerte participe invisible de la historia, si no que cada capítulo independientemente de lo que cuente de la historia, con una frase, una palabra te hará replantearte cosas. Sobre nosotros, sobre como vivimos nuestro día a día. Nos recuerda cosas que creíamos dar por sentadas, que creíamos saber, cosas que a veces dejamos pasar.

Es un viaje que creo debemos hacer des de cero. Esa es según mi experiencia la única forma de disfrutar de la historia. Tirándonos de cabeza, y vivir des de el momento cero el camino que Helena recorrerá hasta descubrir lo que estaba buscando. Esa es la magia de la historia, el poder descubrirla poco a poco y empaparte de ella.
Os dejaré una frase que me llegó cuando la leí:

-Claro ese es un sentimiento muy bonito, pero no te olvides de que todos somos hermanos, ya que todos somos hijos de Dios. Están los hermanos de sangre y los del corazón. Estoy segura de que conocerás a muchos hermanos en esta vida y, aunque no compartan tu misma sangre ni tu apellido, los llamarás amigos y te harán igual de feliz, o más
Las citas que tienen los capítulos son tan bonitas y acordes con lo que pasará, no miento si digo que me las he apuntado todas, jajajaja. Respecto a los secundarios ¿Qué os puedo decir? Que cada uno de ellos tanto los que salen más de una vez como los que no son importantes. Muchos os robarán el corazón. Y todos evolucionan a lo largo de la historia en mayor o menor medida no solo Helena y Leo. Podréis notar pequeños cambios en todos ellos.

Y para acabar ¿quien mejor que la propia Helena para despedirnos?

La vida nos da cada día una oportunidad, no la desaprovechéis. Sé que lo sabemos, sé que no es fácil, pero ¿por qué no intentarlo al menos alguna vez? No os vayáis a dormir arrepintiéndoos o esperand a que pase algo que todo lo cambie, luchad por lo que queréis, porque el mundo no se detiene, no avisa.
Dejad que la vida os despeine, dejad que la vida os haga el amor.

En conclusión, El amor es un cupcake relleno de pimienta, es un viaje de su protagonista para reencontrase a si misma y sus raíces. Pero el viaje no es solo de ella, si no también de cada lector que se anime a darle una oportunidad a la historia. Entre Valencia y Etiopía hay un mundo de diferencia pero que descubriréis que a veces vivimos la vida con los ojos vendados, que debemos dejar esa venda volar para poder disfrutar con total libertad de estar vivos. Un viaje que al acabar te dejará pensando en todo y en nada a la vez y que se quedará dentro.
 


PUNTUACIÓN: (4,5/5)
  
                                                              
 

5 comentarios:

  1. Me llama mucho, mucho la atención. ;)

    ResponderEliminar
  2. Pensaba que se trataba de otra cosa, pero creo que me acabas de convencer así que... nada vamos a por el.
    Gracias
    cdc

    ResponderEliminar
  3. Muchísimas gracias cielo!! Un abrazo enorme 😍

    ResponderEliminar
  4. He visto éste libro en muchos blogs ya y todos hablan maravillas de él ^^ a ver cuándo me animo y lo leo. Soy de la iniciativa de Cadena de comentarios, así que me quedo por aquí ;)

    ResponderEliminar

Todos los comentarios se agradecen, crecemos con ellos y os agradecemos que os expreseis pero siempre con respeto. Cualquier comentario ofensivo será borrado inmediatamente. Muchas gracias!!